Salamina, casa sacerdotal

El 05 de junio de 2024 en Salamina, Monseñor José Mario Bacci Trespalacios junto a sus sacerdotes y diáconos, nos encontramos para vivir la reunión del clero.  Tal acontecimiento marcó profundamente, tanto en la historia de la Iglesia particular como en los feligreses de la parroquia Nuestra Señora del Tránsito y en los habitantes de este pueblo rivereño.

Con un cálido y festivo recibimiento se dio la bienvenida en la Plaza Municipal al clero diocesano encabezado por el Obispo, quienes bastante animados disfrutaron de un momento cultural amenizado por la música folclórica y grupos de danza propios de la región. Luego pasaron a la casa cural, donde ofrecimos con el equipo de servidores de la parroquia Nuestra Señora del Tránsito a los visitantes, un delicioso desayuno, el cual impactó por su ambientación y acogida familiar, cumpliendo el objetivo de hacer sentir al clero en su casa con alegría, servicio y el cariño expresado en cada atención hacia ellos.

Luego vino el encuentro privado de los sacerdotes con el Obispo en las instalaciones de un salón de eventos. Al culminar, nos dirigimos a la Parroquia para celebrar la santa Misa en Acción de Gracias a Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote; con la comunidad parroquial, quienes llenos de gozo y renovados en la fe nos sentimos acompañados y amados por Dios de una manera excepcional, al tener tan cerca y compartir con más de sesenta sacerdotes, suceso nunca antes visto en la Diócesis de Santa Marta, el cual quedó grabado en la memoria y en el corazón de los salamineros.

La reunión de Clero finalizó con un almuerzo fraterno donde imperaba la cercanía, el diálogo ameno, la alegría desbordante y la gratitud, por ello. Salamina se convirtió por un día en la casa de los sacerdotes de la Diócesis de Santa Marta y seguiremos orando por los ministros de la Iglesia, especialmente por nuestro Obispo, Presbíteros y Diáconos, quienes por el Sacramento del Orden hemos sido constituidos dispensadores de los misterios de Dios, para que configurados plenamente con Jesucristo Sumo y Eterno Sacerdote, seamos a su vez, modelos de fe y amor para los fieles confiados a su solicitud pastoral.

Compartir:

Otras opiniones…