DOBLEMENTE LLUVIA

Israel en medio del desierto tenía hambre y se quejaba. Colombia tiene hambre, sed y necesidad de tantas soluciones frente a sus diversos problemas. La solución “no está en un grupo ni en otro”, dijo monseñor José Mario Bacci Trespalacios en la solemnidad del Corpus Christi que se celebró el jueves 8 de junio en la parroquia La Eucaristía a las 5:00 de la tarde. 

Pero si la solución “no está en un grupo ni en otro”, entonces ¿dónde está? La solución viene del cielo. Esperamos entonces que se renueve el milagro de la lluvia de maná, de acuerdo a lo que dice Éxodo 16, 31:

“La casa de Israel lo llamó maná. Era como semilla de cilantro, blanco, y con sabor a torta de miel”.

De hecho, el jueves celebramos la solemnidad del Corpus Christi en medio de un torrencial aguacero, como casi siempre ocurre durante esta fiesta litúrgica en la ciudad. Pensemos que esa lluvia es presencia de Dios, garantía de su amor por nosotros en la Eucaristía, alimento de vida eterna. Pues, así como alimentó a Israel a través del maná, hoy alimenta a nuestra diócesis de Santa Marta con su Cuerpo y Sangre.

Compartir:

Más artículos…

Visita a ESPAC

En la parroquia san Pedro y san Pablo, el 6 de junio se dio la visita del director nacional de la Escuela Parroquial de Catequistas

Leer más »