La Adoración Eucarística fuente de la reconciliación y la paz

En la Normal Superior Maria Auxiliadora, se realizó la adoración eucarística según las indicaciones del Cardenal Luis José Rueda Aparicio, y Monseñor Jose Mario Bacci, bajo la guía del capellán y profesor de religión p. Jhon Manuel Trujillo Quintero Pbro. para hoy 3 de mayo exaltación de la Santa Cruz; a las 6:20 de la mañana, en los buenos días de acogida de todos los miembros de nuestra escuela, iniciamos este acto piadoso en union con la Iglesia de Colombia y de nuestra Diocesis de Santa Marta en la exposición del Santísimo sacramento del altar, clamando al Señor por la reconciliación y la paz, de cada uno de los que componemos esta hermosa institución educativa.

Teniendo en cuenta  que la exposición del Santisimo es pilar fundamental que fortalece la fe y guía nuestras acciones hacia el amor, la compasión, reconciliación y la paz. Como dice el Salmo 95:6, “Venid, adoremos y postrémonos; arrodillémonos ante Jhave nuestro Hacedor”. Esta devoción nos conecta con la presencia viva de Cristo en la Eucaristía, como enseña el Catecismo de la Iglesia Católica: “La Iglesia y el mundo tienen una gran necesidad del culto eucarístico. Jesús nos espera en este sacramento del amor. No escatimemos tiempo para ir a encontrarlo en la adoración, en la contemplación llena de fe y abierta a reparar las faltas graves y delitos del mundo. No cese nunca nuestra adoración” (CCC 1380).

En cada momento de adoración, renovamos nuestro compromiso de seguir a Jesús, de llevar su luz al mundo y ser instrumentos de su paz. Como nos recuerda el Evangelio de Juan 6:35, “Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás”. La adoración eucarística nos nutre espiritualmente y nos fortalece para enfrentar los desafíos de la vida con esperanza y confianza en Dios.

En la Normal Superior Maria Auxiliadora, la adoración eucarística es una expresión de gratitud y humildad ante el misterio de la presencia real de Cristo en la Eucaristía. Siguiendo las palabras de San Pablo en 1 Corintios 11:24-25, participamos en la adoración con reverencia y amor fraternal: “Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed; esto es mi cuerpo que por vosotros es partido; haced esto en memoria de mí. Asimismo también tomó el cáliz, después de haber cenado, diciendo: Este cáliz es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que lo bebiereis, en memoria de mí”.

La adoración eucarística en el colegio Normal Superior Maria Auxiliadora será siempre un testimonio de la escucha al Señor y escucharnos entre nosotros (1 etapa de la construcción del plan de pastoral), al mismo tiempo esta adoración al Señor en la Eucaristía nos da fuerza para mostrar a los otros nuestra fe en Cristo y un faro de esperanza, reconciliación y paz.