MENSAJE DE MONSEÑOR JOSÉ MARIO BACCI CON MOTIVO DEL DÍA DEL PERIODISTA

En este día, queridos periodistas, el evangelio nos habla de un milagro de Jesús que tiene gran valor simbólico: cura a un hombre sordo, que, además, apenas podía hablar. La sordera y la mudez indican que el hombre vivía en el total aislamiento sin poder escuchar ni hablar. Cuando el Señor pronuncia Effatá, ábrete, rescata a este hombre de la concentración en sí mismo, del encerramiento existencial en el que vivía, incapaz de comunicarse.

Qué providencial que precisamente hoy en el día del periodista en Colombia la Iglesia en su liturgia nos proponga este evangelio. ¿Acaso la labor de los periodistas no consiste precisamente en abrir canales de comunicación entre los miembros de la sociedad? Vivimos si nos comunicamos, si existe la posibilidad y la capacidad de escuchar y hablarpara establecer relaciones vitales entre los miembros de la sociedad.

Hoy, 9 de febrero, celebramos en Colombia el Día del Periodista porque el 9 de febrero de 1971 se imprimió, por primera vez, el llamado Papel Periódico de la ciudad de Santa Fe de Bogotá, Así se llamaba ese medio informativo escrito, publicado por primera vez el 9 de febrero de 1791.

Así que esta celebración del periodista, en Colombia, me da la oportunidad de dirigirme a todos ustedes para expresar lafelicitación, el reconocimiento y la admiración a todos los que ejercen el periodismo en Santa Marta y el Magdalena.

A la jornada de este año, desde la Diócesis de Santa Marta,hemos querido darle un contenido especial, condensado en esta expresión: “necesitamos comunicadores dispuestos a escuchar para anunciar la verdad”.

En la Diócesis vivimos durante este año la Etapa de la Escucha en el esfuerzo de construir un nuevo plan pastoral que nos permita potenciar nuestra labor evangelizadora en este territorio.

La actitud de la escucha va en sintonía con lo que dijo el Papa Francisco en el año 2021 en la Jornada Mundial de Comunicaciones: “queremos comunicadores que desgasten la suela de sus zapatos en las calles, que vayan al encuentro de las personas para conocer sus historias llenas de fuerza y de esperanza, de enseñanzas para la vida y desafíos hacia el futuro, leales a la verdad y constructores de nuevas ideas sobre la historia y el mundo para generar esperanza y progreso”. Es decir, que desde una estricta lealtad a la verdad, a la caridad y a la justicia, un periodista como que saca de la sordera y de la ceguera a la sociedad para que pueda recibir datos que le permitan conocer la realidad para transformarla.

Así que, felicitaciones a Uds., queridos periodistas, por su trabajo honrado y eficiente, leal y veraz. Sigan adelante con estos buenos propósitos, lejos de amarillismos destructores y, en cambio, en búsqueda constante de la verdad a través de una escucha atenta y activa de las personas y de la realidad con actitud crítica y constructiva. A ustedes los necesitamos siempre.

Queridos periodistas felicitamos también a sus familias, les deseo que sigan adelante y que el Señor los bendiga en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Compartir:

Más artículos…

Visita a ESPAC

En la parroquia san Pedro y san Pablo, el 6 de junio se dio la visita del director nacional de la Escuela Parroquial de Catequistas

Leer más »