ORDENACIÓN DIACONAL DE ALBERTO LARA BOLAÑO

En el día de hoy, sábado 19 de agosto de 2023, cuando la Iglesia celebra la memoria de san Juan Eudes, fue ordenado diácono Alberto Lara Bolaño. La ceremonia, que tuvo lugar en la Parroquia La Sagrada Familia, fue Presidida por Mons. José Mario Bacci, obispo de la diócesis y contó con la presencia de un gran número de sacerdotes diocesanos, familiares, amigos y un gran número de fieles de la comunidad parroquial, en especial, aquellos que llegaron desde el municipio de Aracataca, Magdalena. 

En su homilía, Mons. José Mario afirmó:

“Este es el alegre acontecimiento que hoy celebra la diócesis. Decimos acontecimiento de la Iglesia, porque cuando un ministro es ordenado, no acontece la concesión de un privilegio personal. El ordenado asume la vocación de Dios en su historia. En la medida en que su corazón es configurado a Cristo, adquiere una nueva identidad que solo es comprensible en la Iglesia. “

Y añadió: “Nadie se ordena para sí mismo, somos ordenados para el pueblo de Dios. El que es ordenado es introducido en un cuerpo, entra a formar parte de una familia de servidores de Dios.”

Monseñor José Mario también hizo alusión a que el diaconado no se diferencia de la dignidad del sacerdocio, sino que, los tres grados del Orden Sacerdotal están destinados a servir:

“No son grados que se diferencian en dignidad sino en difusión. Partícipes de la dignidad del sacerdocio de Cristo, los tres (grados del orden) están destinados al servicio de Jesucristo en la Iglesia a favor de la humanidad.”

En su homilía, el obispo de nuestra diócesis recalcó la importancia de este acontecimiento que nos une como iglesia y transforma la vida del ordenado: ” Es un acontecimiento de fe, esperanza y gozo a través de la donación personal de toda su vida.”

“Somos testigos de este acontecimiento de la gracia que surge en la familia, que no busca lugares específicos, que no va tras ambientes, que, según el criterio humano, sería lo más adecuado. Allí, en la sencillez de la familia es donde sucede el llamado a la vocación”, agregó monseñor. 

Finalmente, monseñor dirigió estas palabras a quien, desde hoy, forma parte del clero diocesano de Santa Marta.

“Alberto, te acompañamos en la fe y la esperanza. Hoy, eres como expropiado de tu propia identidad, para asumir la identidad de Cristo. A partir del sacramento de la gracia que hoy recibes te conviertes en persona de Cristo. Hoy comienza una nueva vida en ti. A la raíz de esta nueva vida que hoy surge en ti, está la elección gratuita de Dios, que tú has podido discernir durante tu vida.”

“Corresponde a ti asumir con clara conciencia y disposición continua la fecundidad de esta gracia. De modo que pongas de manifiesto que lo que sucede aquí es el cumplimiento de la promesa divina a pastores según el corazón de Dios. Hoy, quedas completamente configurado con Cristo siervo. Es una realidad interna que sucede en ti y que te da una nueva vida. Pídele al Señor, por tanto, que el ministerio sea vivido con un corazón dispuesto y discernimiento permanente de su voluntad. Que lo que hoy nace con alegría, no sea destruido por la costumbre. Hoy tu vida irradia la luz de Cristo al mundo. Por la gracia de Dios, tu vida sea transformada de raíz y constituido diácono de la Iglesia de Jesucristo; servidor de Jesucristo para sus hermanos. No debe ser una etapa pasajera, sino la puerta de acceso al Sacramento del Orden, permaneciendo en el pueblo como el que sirve a imagen del Señor”, agregó monseñor. 

Antes de concluir la Celebración Eucarística,  el nuevo diácono agradeció a todas las personas que hicieron parte de su proceso vocacional: familiares, amigos y sacerdotes que fueron su guía durante este caminar.