Regresa el brillo a nuestra Parroquia

En el templo de la Inmaculada Concepción, en Remolino, se están adelantando obras para la restauración de la cúpula. Gracias a los esfuerzos hechos por el párroco, el Pbro. Luis De Lavalle, la comunidad cristiana del municipio y otros lugares cercanos se logró que esta parte de la estructura fuese intervenida después de más de una década sin que se hiciera algún tipo de mantenimiento en esa parte del templo. Los recursos para adelantar esta obra se obtuvieron, en su mayoría, con la realización de un “Bingotón”, rifas y donaciones de los benefactores de la parroquia.

El trabajo principal consiste en reparar las paredes, crear una capa rígida para evitar que la lluvia siga dañando la estructura, pintar las paredes y el techo, colocar nuevos vitrales para impedir que las aves sigan manchando las paredes internas del templo.

La lluvia y la falta de drenaje ha deteriorado esa zona de la estructura y a eso se le suma el salitre incontrolable, abundante en esta zona del caribe, que ha deteriorado todas las paredes. 

La Parroquia Inmaculada Concepción de Remolino, además de ser una de las más antiguas de la Diócesis de Santa Marta, es uno de los templos más grandes e imponentes y por este motivo necesita mantenimiento constante de su estructura debido a la antigüedad, pero los costos para hacer dichas intervenciones suelen ser bastante altos lo que hace muy difícil mantener el templo en perfecto estado.

En los últimos 7 años se han hecho decenas de trabajos de mantenimiento como la reparación de las columnas que estaban a punto de colapsar y que son las que sostienen la estructura del templo. 

Esta es la quinta vez que se realiza una actividad de esta magnitud para restaurar diferentes áreas del templo, incluso fue en esta comunidad parroquial donde se popularizó el título ¨Bingotón¨ para hacer referencia a la realización de una actividad de entretenimiento, como lo es el tradicional Bingo, con el fin de recaudar recursos para financiar los diferentes trabajos que se han adelantado en el templo durante los últimos años. 

Anteriormente se han hecho intervenciones y mantenimiento en la fachada, la pared y el piso de la parte lateral derecha, el techo, la nave central, puertas, ventanas, la casa cural y otros trabajos. Todo esto con el fin de tener un lugar cada vez más agradable para la congregación de los fieles.

Un templo con historia

Farud Pineda Rodríguez

Compartir:

Más artículos…

Visita a ESPAC

En la parroquia san Pedro y san Pablo, el 6 de junio se dio la visita del director nacional de la Escuela Parroquial de Catequistas

Leer más »