Reunión del clero en Salamina

4:30 de la mañana, entre oscuro y claro. A esa hora empezó la reunión del clero, cuando los sacerdotes de la Diócesis de Santa Marta llegaron al Seminario Mayor San José, lugar de encuentro para abordar el transporte que los llevó a Salamina, donde la comunidad los recibió al son de tambores, palmas y sones del “pajarito” (aires autóctonos de Salamina).

La reunión más allá de abrirse como de costumbre en un salón con la lectura de los temas habituales de una agenda desde el primer hasta el último punto, inició entre abrazos, apretones de manos y anécdotas en medio de un café con almojábana mientras la buseta calentaba motores.

El viaje hacia Salamina estuvo marcado por el sentido de la amistad sacerdotal, ya que los presbíteros “están unidos todos entre sí por la íntima fraternidad sacramental, y forman un presbiterio especial en la diócesis a cuyo servicio se consagran bajo el obispo propio” (Presbyterorum Ordinis 8). Hubo oración, diálogo, alegría y compartir.

Luego Monseñor José Mario Bacci expuso los avances del Plan Diocesano Pastoral en el contexto de la Etapa de la Escucha y los aportes que adelantan las distintas delegaciones de evangelización. Al final celebraron con el pueblo la Eucaristía, donde Monseñor dejó claro que, “la entrega generosa de Jesús en la cruz es un acto eminentemente sacerdotal”.

Compartir:

Más artículos…

Visita a ESPAC

En la parroquia san Pedro y san Pablo, el 6 de junio se dio la visita del director nacional de la Escuela Parroquial de Catequistas

Leer más »