SER MEJORES CRISTIANOS EN EL 2024

Normalmente cada inicio de año viene lleno de expectativas y metas. Sin embargo, a no siempre culminamos, porque en el camino se quedan pausadas por diversos motivos; a veces la desmotivación nos arrincona. Es mejor aprovechar este año para elegir y trabajar nuestras metas y propósitos.

Poco o nada se habla sobre cuáles son nuestros propósitos para este nuevo año a partir de la experiencia de la fe; por ello te compartimos una lista de propósitos que te permitirán más allá de sentirte bien como persona, ser mejor cristiano.

  1. Dejar a Dios ser Dios: muchas veces vivimos la fe, creemos en Dios pero tendemos a darle instrucciones a Dios sobre cómo llevar nuestra vida. Así nos apartamos de la confianza en Él y preferimos decirle qué hacer, cómo hacer y cuándo hacer las cosas que creemos nosotros necesitar, sin dejarnos sorprender por el plan de amor que tiene para nosotros.
  2. ⁠Ser empáticos: actuamos bajo el impulso de la emoción o el sentimentalismo, sin mirar más allá de la realidad, es bueno preguntarse antes de hacer o decir algo ¿cómo me sentiría yo si me hicieran lo que yo le haré a la otra persona? ahí tienes una visión más clara de tu proceder.
  3. Ser portador de bendiciones: lleva buenas noticias. No hay nada mejor que alegrar la vida de otra persona, y nosotros podemos ser bendición por el simple hecho de expresar cariño y fe, o cuando desde el silencio oramos por quien pasa alguna dificultad, o tender nuestra mano para ayudar a quienes lo necesitan. Hablemos cosas positivas durante este nuevo año.
  4. Regalar tiempo a quienes nos aman: pocas veces nos detenemos a compartir con quienes más queremos, en el afán del día a día buscamos llenar todas nuestras ausencias con lo material. Muchas veces el tiempo pasa y cuando queremos detenernos a mirar nos hemos perdido de vivir distintas experiencias con nuestros seres queridos. Regalar tiempo es donarte a ti para estar con la otra persona, regalar una llamada, un abrazo, o simplemente compartir un café porque lo más importante, más allá de la acción es la compañía. 
  5. ⁠Agradece la vida que Dios te dio: hay que pausar las quejas, nosotros estamos viviendo una vida perfecta para Dios, y quizás pasas por un momento desagradable; pero ten en cuenta que ese momento te prepara para las bendiciones que Él tiene establecidas. Por tanto, vive tu proceso sin quejas. Eso te ayudará a contemplar todas las cosas buenas que Dios te da. Algo tan sencillo como respirar, orar, y sentir son dones que Dios concede para vivir plenamente, agradece día a día por eso. 

Esperamos que estos propósitos sean guía para que durante el 2024 seamos mejores personas y sobre todo mejores cristianos.

Compartir:

Más artículos…

Visita a ESPAC

En la parroquia san Pedro y san Pablo, el 6 de junio se dio la visita del director nacional de la Escuela Parroquial de Catequistas

Leer más »