Carta a Monseñor José Mario Bacci

Estimado Monseñor José Mario Bacci Trespalacios,

¡Gracias por escucharnos, estamos felices por tener este contacto con Usted!

En este Año de la Escucha en medio del camino sinodal, surge una reflexión sobre cómo acercar aún más a los fieles a la vida sacramental, especialmente a la reconciliación. Es innegable que la confesión es vital en la vida espiritual de los creyentes, pero también es cierto que en ocasiones es difícil encontrar momentos adecuados para recibirla.

Por eso sugerimos una innovación que facilitará este encuentro con la misericordia divina: implementación de experiencias especializadas para atender confesiones ágiles y permanentes, operando 24 horas diarias. Estos espacios estarían dedicados exclusivamente a la recepción del sacramento de la penitencia, ofreciendo ambientes propicios para el arrepentimiento y la misericordia.

Imaginamos estos lugares como oasis espirituales, donde los fieles acudan en cualquier momento del día o de la noche, encontrando sacerdotes disponibles para escuchar confesiones y ofrecerles el perdón de Dios. Sitios acogedores, diseñados para inspirar paz y serenidad, donde la presencia del Espíritu Santo se experimente palpablemente.

Esta iniciativa no sólo facilitaría el acceso a la confesión para aquellos que tienen horarios complicados o vidas muy ocupadas, sino que también podría atraer a aquellos que por diversas razones se han alejado de este sacramento. La disponibilidad constante de estos espacios servirá como un recordatorio tangible de la misericordia infinita de Dios, invitando a todos a experimentar reconciliación y perdón.

Por supuesto, comprendemos que esta propuesta supone desafíos logísticos y pastorales, pero creemos firmemente que vale la pena explorarla en el contexto de nuestro camino sinodal. En un mundo donde el ritmo de vida es cada vez más acelerado y las preocupaciones abundan, ofrecer un espacio donde la gracia de Dios esté al alcance de la mano del penitente, podría marcar una diferencia significativa en la vida espiritual de muchos.

En este contexto nos gustaría añadir una consideración importante que creemos esencial para preservar la integridad y la unidad en nuestras comunidades parroquiales en cuanto a asegurar que las parroquias sean espacios donde los fieles sean bienvenidos y representados, y donde las devociones y movimientos sean acogidos con amor y respeto. En este sentido, es importante que, se mantenga una firme salvaguarda contra la posibilidad de que los grupos laicos se apoderen de las parroquias o que se excluya a cualquier segmento de la comunidad.

Las parroquias deben ser espacios inclusivos que promuevan la participación activa de los fieles, independientemente de su afiliación o inclinación devocional. Esto implica fomentar un ambiente de respeto mutuo y diálogo fraterno entre los movimientos apostólicos y realidades pastorales presentes en la comunidad parroquial.

Al mismo tiempo, es esencial que la autoridad pastoral de la parroquia permanezca ecuánime, asegurando que las decisiones pastorales sean tomadas en consonancia con la enseñanza y la autoridad de la Iglesia, y que no se vean influenciadas por intereses particulares o agendas externas.

En resumen, como Iglesia debemos tener la firme determinación de preservar la unidad y la integridad de nuestras comunidades parroquiales, garantizando que todos se sientan verdaderamente en la casa de Dios.

Que el Espíritu Santo guíe el corazón del Papa Francisco y de los pastores de nuestra Iglesia diocesana para poner en consideración estas propuesta y sugerencias para que lleve a cabo esta visión, de manera que honre la tradición de la Iglesia y responda a las necesidades de nuestro tiempo.

Reciba todo nuestro afecto y obediencia.

Con respeto y humildad,

Familia Mejía Mojica
Parroquia Espíritu Santo
Barrio Ciudadela 29 de julio – Casa 6 manzana 78

Compartir:

Otras opiniones…

El Amor de Dios

En el libro del Génesis vemos que, Dios crea todo lo que contemplan nuestros ojos; añadiendo un poco de la tradición judía, en el libro

Leer más »