Encuentro de Comisiones Episcopales de Catequesis Panama, 2023

El pasado fin de semana, la ciudad de Panamá fue el escenario del Encuentro de Comisiones Episcopales de Catequesis organizado por el Dicasterio para la Evangelización y el Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño (CELAM).

Este encuentro contó con la presencia del presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella y la participación de 19 delegaciones provenientes de 19 países de América Latina y del Caribe. La delegación colombiana estuvo encabezada por Mons. Pedro Salamanca, obispo de Facatativá y presidente del Dpto. de Catequesis y Animación Bíblica de la Conferencia Episcopal de Colombia; el director del departamento, Pbro. Francisco Mejía; algunos sacerdotes en nombre de sus respectivas diócesis y, por la Diócesis de Santa Marta, fue enviado el Pbro. Misael Díaz, Delegado Diocesano de Catequesis.

La actividad se desarrolló en el marco de un objetivo preciso: Escuchar y valorar cómo el Directorio para la Catequesis y el motu propio Antiquum ministerium están orientando al trabajo catequístico a fin de proyectar líneas comunes en las Iglesias Particulares de América Latina y el Caribe.

El trabajo se desarrolló en tres momentos: 1) Contemplar (una mirada de fe sobre la realidad); 2) Discernir (criterios de iluminación); 3) Proponer (nuevos horizontes para la catequesis). Se realizó una consulta previa a las Conferencias Episcopales de Haití, República Dominicana, Cuba, Puerto Rico, Perú, Venezuela, Ecuador, Bolivia, Chile, Paraguay, Argentina, Uruguay, Brasil, Panamá, México, Guatemala, El Salvador, Costa Rica, y Colombia. Posteriormente, se dieron reflexiones, trabajos en grupos y síntesis, coordinados por el Dicasterio para la Evangelización y el Laboratorio de Catequesis del CELAM.

Durante el encuentro, se presentó todo el trabajo que vienen realizando las conferencias episcopales de los diferentes países latinoamericanos presentes, como respuesta a la consulta previa enviada sobre: a) La difusión del Directorio para la Catequesis y del motu proprio Antiquum Ministerium; b) La elaboración de Documentos Orientadores para la Catequesis en las Iglesias Locales; c) La renovación de la Formación de Catequistas (novedades); d) El diseño de Itinerarios para la iniciación a la vida cristiana (novedades); e) La formación catequética de los candidatos al Ministerio Ordenado; f) La institución de Ministros catequistas laicos.

Finalmente, la conferencia episcopal de cada país, a partir de los aportes recibidos, elaborará una síntesis y valorará la acogida e implementación de dichos documentos en su nación.

En su discurso de clausura, Mons. Fisichella, agradeció a todos los asistentes su presencia al encuentro: “Deseo agradecer a todos ustedes por estos dos días de encuentro. Dos días son pocos, el tiempo pasa. Son días para verse y no para conocerse, pero es una primera etapa. Agradecemos al Señor que nos donó esta posibilidad. Una palabra de agradecimiento a todos los que han trabajado para que este encuentro fuera un encuentro familiar.”

Monseñor Fisichella mencionó que los catequistas son una gran familia que ayuda en el proceso evangelizador a la Iglesia y que la presencia de la mujer dentro de este proceso es fundamental: “Todos nosotros somos esta familia. Una familia que se compone de millones de catequistas. Cuando en el dicasterio hablamos de los catequistas, a mí me gusta siempre decir que tenemos un ejército. Sin catequistas, sin las mujeres catequistas, especialmente, se pueden cerrar nuestras parroquias.”

De igual manera, el prelado hizo una petición a los asistentes: “Al Dicasterio nos gustaría conocer el análisis y síntesis de lo que cada una de las Conferencias Episcopales envió al Consejo Episcopal Latinoamericano y Caribeño, CELAM. Me gustaría conocerla, leerla y estudiarla, porque las experiencias y aportes que cada conferencia episcopal positiva enviada al Dicasterio, es donada a toda la Iglesia”.

“Una vez que un documento, un artículo, un libro llega al Dicasterio es ofrecido a toda la Iglesia, por eso no lo olviden, una vez que hacen una experiencia positiva, algo que es interesante, importante que nos sea enviado a Roma, es así como podemos conocer la riqueza de la catequesis que se hace en el mundo y Latinoamérica”, subrayó.

Como primicia, habló sobre el próximo Jubileo de los Catequistas que se desarrollará del 26 al 28 de septiembre de 2025, en Roma y que lleva por nombre “Peregrinos de Esperanza”.  “El jubileo es por todos: las familias, sacerdotes, jóvenes, seminaristas, religiosas y obispos, y que de seguro que en Roma vamos a recibir del Santo Padre, su enseñanza sobre la misión del catequista y de la catequesis”.

Finalmente, Mons. Fisichella reiteró: “El Catequista, dice san Agustín, se convierte en una vocación para la Obra de Misericordia: enseñar al que no sabe. Nuestro servicio a la Iglesia es un servicio de la Misericordia de Dios.”

Pbro. Misael Díaz, junto al presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Rino Fisichella.